10 años

25 May 10 años

10 años.

Se dice muy fácil, son solo dos palabras. Pero es muchísimo tiempo.

10 años.

Una década. El 25% de mi vida!

“Un año y medio, dos a lo sumo…” eso pensamos con Sabrina a inicios de 2006, y eso le dijimos a nuestra familia y amigos.

Van 10 años…

El 25 de Mayo de 2006, un vuelo me trajo desde Buenos Aires hasta México DF (Sabrina vino 4 meses después). Cada minuto de ese viaje, con escala en Santiago, me pregunté si había tomado la decisión correcta.

Creo que no me equivoqué.

Vine con un trabajo, primero funcionó y luego no funcionó. Después me sumé a Resultics “abriendo el changarro” en México, la cual dirigí por 8 años.

Me inserté en el mercado del Marketing Interactivo en México, colaboré con IAB, conocí cientos de colegas y clientes. Di más de 75 conferencias en tierras mexicanas, algunas en ciudades que ni si quiera mis amigos mexicanos conocen. De esta forma, sigo transmitiendo conocimiento y experiencias a miles de empresarios y estudiantes mexicanos, y brindando cientos de clases en las universidades más prestigiosas del país.

Pero cumplir 10 años en México no se debe solamente a lo que UNO hizo. Para que todo funcione debe haber algo del otro lado.

Y México me recibió con los brazos abiertos.

Muchas personas me apoyaron al llegar. Algunos me brindaron hasta alojamiento, otros su compañía (créanme, es durísimo cada minuto que uno pasa solo al principio), y otros me ayudaron con sabios y prácticos consejos (los trámites son, por así decirlo, como mínimo, complicados).

Hice aquí muchos amigos, conocí muchísimos lugares (y los que faltan!). También, como todos, vivo con todas las contradicciones y problemas que aquí tenemos (hoy no circulo), con todas las injusticias y desequilibrios.

Porque México es hermoso, pero no es fácil.

México me dio sus paisajes, sus ciudades, sus playas, su historia, su música, su comida.

Hoy son mis paisajes, mis ciudades, mis playas, mi historia, mi música, mi comida.

Aquí en México formamos familia con Sabrina, quien llegó unos meses después, y dos hermosos chamaquitos, bien mexicanos ellos!

Se extraña Argentina? Muchísimo.

La familia, los amigos, la calle, los olores, mil cosas que uno recuerda en todo momento.

Pero desde allá, desde el sur, la familia y los amigos siempre me apoyan. Incondicionalmente. Nos vemos un poco menos, pero nos queremos muchísimo más.

Sin dejar de ser Argentino (ni por un segundo), puedo decir que me siento muy mexicano.

Gracias México por recibirme y adoptarme.

Van 10 años. Una década. Vamos por más.

Viva México Cabrones!

IMG_4287

Nico

No Comments

Post A Comment